¿De dónde viene la imaginación?

Ciertamente no sé de dónde viene la imaginación. Supongo que a cada quién le viene de un lugar y en una manera distinta.

A mi, casi siempre, me llega cuando lo pido, cuando te veo, cuando te recuerdo sentada en mi escritorio, cuando en mis ojos aparecen los tuyos, cuando eso pasa, sé que la imaginación llegó y puedo utilizarla.

A veces la imaginación viene de las personas que me rodean, de las frases que esa gente dice, de sus gestos y las innumerables formas que tienen para reírse, de la felicidad también nace.  Sigue leyendo

Vive Latino 2019 – Todas las fotos de este pinche pedo

Escenario principal del vive latino 2019

La primera pinche vez que fui al Vive Latino tenía 13 años y el boleto costaba $200.00, también recuerdo que, aquella vez pasé por las gradas y había un tipo como de 20 años con un cartel que decía: “Busco novia solo para hoy”, fui al baño y al regresar el tipo ya se estaba besando con una doncella… en ese momento dije, “A huevo, este evento está chingón, el próximo año traeré mi cartulina con el mismo mensaje”.

Sigue leyendo

Hay que sacarle provecho a la cara de borracho | LPTP

Ojalá tuviera la cantidad de mujeres que dicen que tengo, ojalá bebiera lo que dicen que bebo, si tuviera la felicidad que reflejo; estaría en paz.

Tenoch C.

Cuando las personas me miran, no ven a un alcohólico, ven a un tipo que bebe cada viernes, que conquista mujeres en los bares, que nada más “tiene cara de borracho”.

Ven a un “periodista” que cumple con la mayor cualidad que tiene ese oficio: ser un bebedor por convicción. Sigue leyendo

Carta para mi vecina y cómo comenzar a escuchar: The Cure

Querida vecina.

En algún lugar leí que; Nombre es destino. Espero que el tuyo pueda deletrear el mío.

Ténoch C.

Era una tarde lluviosa en Coyoacán, un escenario que siempre aparece en los cuentos de amor más trillados. Manejaba hacía una cantina con facha de restaurante, pero la lluvia parecía oponerse a que llegaramos, así que nos metimos al primer sitio que vimos abierto. Nos urgía platicar y mirarnos de frente.

Entramos a un lugar a media luz y pedimos tacos, mismos que acompañaron a los limones a medio exprimir que a su vez vigilaban un par de cervezas. Sigue leyendo

Canciones para leer a Charles Bukowski

Hay muchas formas de despedirnos. Un simple adiós suele bastar, algunas veces un abrazo que sella lo que tenga que sellar o un beso en la mejilla es suficiente para terminar todo, tal como lo hizo Judas.

Así fue mi acercamiento con Charles Bukowski. Una traición a lo que te enseñan en la Universidad. Siempre se debe de agradecer que existan autores que cuenten el lado gris de la vida. Sigue leyendo