Paseos matutinos

Todas las mañanas salgo a dar un paseo cerca de la Av. Cuauhtémoc.  A veces me gusta ir desde Eje Central hasta la colonia Del Valle y otras veces me gusta ir hasta Insurgentes Sur y quedarme sentado en alguna banca de Parque Hundido.

 Aunque últimamente el olor a mierda de perro me incomoda y prefiero refugiarme en una cafetería que está en la calle Providencia. En las tardes trabajo como redactor  y eso me deja tiempo libre en la mañana. Mi estilo de vida me permite hacer paseos matutinos sin preocuparme de nada. Sigue leyendo

Tiempo transcurrido y el hijo de Luis Villoro

Los cuentos son el género literario que más consumo. Espero que les guste esta linda y pequeña reseña del libro de Juan Villoro, Tiempo transcurrido… sí, así como el disco de Café Tacvba.

Villoro nos presenta diecisiete cuentos. Pequeños pasajes de la sociedad de fines de los 60´s y mVilloroGDEediados de los 80´s.

Las pequeñas ficciones van desde el año 68, todos tenemos un contexto de lo que sucedió en ese año, fue un momento histórico tenebroso, con un olor a valor, de ése que ya se ve poco en los jóvenes. Sigue leyendo

El Club de los barbones

Hace un año me invitaron a un bar. Los amigos de siempre, diferente bar. Sólo hombres, humo y cerveza. Tomamos asiento en el centro del lugar.

Mesas de madera, bancos de aluminio, una mesa de billar, la barra; esa nunca falta. Ordenamos cuatro litros de espumosa, nos tocaba de a litro, en el fondo, música de Placebo; Special K. La noche prometía. Sigue leyendo

El One hit wonder de Joselo Rangel

Una verdad: las primeras veces siempre son difíciles, recordé la primera vez que besé a una mujer, la primera vez que leí frente al salón, la primera vez que fui a un funeral… en fin, ustedes entienden. La frase: “Las primeras veces, de lo que sea, siempre duele” es otra gran verdad.

En este caso, vengo a poner mi primera “reseña/crítica” como dicen en la escuela… por cierto la primera vez en la escuela no dolió, supongo que estaba destinado a ser un mal alumno y el destino sabía que me debía de valer un queso Oaxaca. Sigue leyendo