Que piense diario en ti no significa buscarte

PARTE I (CREANDO EL SPAM)

De pronto supe que era buena idea. Compré tres ramos de cien rosas en la Central de Abastos, uno rojo, otro blanco y uno rosa. No sé cómo carajos llevé tantas rosas en un compacto de dos puertas. Le llamé a mi amigo, el de la imprenta, le pedí una lona de emergencia. Fue tan barata que ni siquiera discutí el diseño. En la Alianza compré dos copas y un Mumm Brut. Las rosas acomodadas en forma de luna menguante y en medio, la botella y las copas chocaban en armonía.  Todo estaba listo. Continue reading Que piense diario en ti no significa buscarte