Y al final de la frase arrastró una sonrisa cargada de burla…

La sangre en el techo escurría como un baño recién lavado. Hay manchas de sangre en los vidrios, las manos pequeñas de un niño  estuvieron en los cristales de la puerta.

Continue reading Y al final de la frase arrastró una sonrisa cargada de burla…